Make your own free website on Tripod.com

Cultura ciclaica

 

La cultura ciclaica se desarrolla en el archipiélago de las Cícladas en el mar Egeo. En el período 2800-2700 a 2600 a.C. Edad de Bronce.

No poseen escritura. Se han hallado las primeras esculturas de mármol en las necrópolis (cementerios). Estos representaban  ídolos femeninos, venus, estilizados de forma cerrada

Son un extraño precursor del arte abstracto de nuestro siglo, en el que el cuerpo humano se ve en términos geométricos con una inmensa energía, contenida y controlada por la fuerza lineal. Originalmente, los ídolos tenían pintados los ojos y la boca, además de otras características.

 

De esta cultura son las figuras del tañindor de lira y de flauta , pequeñas figuras con contorno y dintorno tambien esculpidas en mármol

 

 

Cultura Minoica

 

Cronología: Se clasificaron 5 períodos principales:

1)      Neolítico hasta el 2600 a.C.

2)      Pre-palacios 2600 – 1900 a. C. : cerámica, torno alfarero, y orfebrería pero no se desarrolla la arquitectura coincide con el imperio egipcio.

3)      Antiguos palacios o primeros palacios 1900- 1700 a. C. : cerámica de Camarés (diseños abstractos sobre fondo oscuro) y se desarrollan todas las artes , escultura, pintura etc

4)      Nuevos Palacios 1700 a. C.  1400 a.C. Es el período de apogeo , talasocracia (gobierno del mar). Dinastía de los reyes Minos . Coincide con el período Micénico antiguo.y con el imperio nuevo de Egipto

5)      Período Post Palacial 1400 – 1200 a. C.: coincide con el período Micénico reciente , apogeo de los Aqueos.

 

 

 

Aspectos de la cultura:

    Entre los enigmas de la cultura cretense están sus dos tipos de escritura Lineal A y Lineal B. Puesto que son aún jeroglíficas y, por tanto, emparentadas con las imágenes podemos observar que la evolución de la pintura y el dibujo del neolítico condujo a las primeras formas de escritura. Una pieza de carácter singular y de una importancia decisiva en este aspecto es el disco de Phaistos encontrado en las ruinas del palacio de ese mismo nombre que se descubrió en 1908.

En 1908 Luigi Pernier halló esta pieza en las excavaciones de un recinto situado en el ala noroeste del palacio de Faistos. La estancia correspondía a la ampliación, en la etapa de los Nuevos Palacios, fechada en el Minoico Medio III, entre 1700 y 1580, datación que corresponde también al disco.

Realizado en terracota, de 16 cm de diámetro, esta decorado en sus dos caras y constituye el más importante documento de la escritura minoica de tipo jeroglífico contemporánea del Lineal A. El texto se dispone en espiral y su orden, de dentro afuera o viceversa, se desconoce también. Los signos jeroglíficos forman grupos, divididos por líneas incisas (¿frases quizá?) y se han realizado por medio de la impresión de estampillas o sellos independientes que se repiten aquí y allá. Representan personajes (hombres, mujeres y niños de cuerpo entero junto a cabezas, desnudas o cubiertas con cascos), animales (aves, peces), plantas (flores, espigas) y objetos diversos (armas, barcos y recipientes) perfectamente identificables.

 Por su técnica de ejecución, estampado signo a signo, se le ha considerado frecuentemente como temprano y aislado precursor de la imprenta. En otros lugares de Creta han aparecido objetos con escritura jeroglífica similar al disco de Faistos lo que, unido al estilo minoico de muchos de sus signos, hace que su origen sea cretense y no extranjero como han defendido determinados autores

Aún sin descifrar, cada cierto tiempo aparece alguna propuesta de traducción del texto, sin que todavía se haya logrado satisfactoriamente. La interpretación más aceptada de esta inscripción es que se trata de un himno religioso.

 

 

Jacobo Storch de Gracia. El arte griego I.
Historia del arte; Historia 16. Madrid. Pág. 72.

Los palacios en Creta

Las investigaciones llevadas a cabo en Creta sugieren que a principios del segundo milenio antes de Cristo se produjo en la isla un proceso de concentración de la riqueza y el poder en unas pocas manos, proceso que hace que surjan, en un momento muy temprano de su historia, imponentes realizaciones arquitectónicas, los denominados palacios cretenses, que no tienen paralelos en ese momento en otros lugares de la Grecia continental. Estamos en lo que Evans denominó Minoico Medio, que más recientemente el investigador Nicolás Platón designo como etapa de los "Primeros Palacios" (entre los años 2000 y el 1700 a.C.). Los vestigios del pasado que los arqueólogos han aflorado en Cnosos, Faistos, Mallia o Hagia Triada, nos hablan del esplendor que esos primeros palacios cretenses llegaron a alcanzar.

 

El palacio cretense supone un conjunto irregular de edificios que se levantan sobre un sistema de terrazas, a distintos niveles, y que se estructuran en torno a un gran patio central, de forma rectangular y generalmente porticado. Las construcciones cuentan con varias plantas que sirven para habitaciones domésticas, talleres y almacenes, todo ello unido por multitud de corredores, pasillos y escaleras. Frecuentes pozos de luz, dispuestos de forma irregular, cumplen la función de dotar de iluminación y ventilación a las habitaciones. No es de extrañar, ante el aspecto realmente confuso del conjunto, que los griegos de la Hélade, mucho menos desarrollados en sus creaciones arquitectónicas y sintiéndose deslumbrados al admirar estos edificios, hablasen de la existencia de un "Laberinto" en el que residía Minos, rey de la isla.

 

En el Minoico Medio, a través de la cultura de los primeros palacios se pasa en Creta de una forma de vida tradicional en aldea a una organización centralizada por regiones o comarcas. La isla se articula en varias zonas que dependen de los distintos palacios que en ese momento se levantan en ella. No consta que Cnosos, el más espectacular de los palacios aflorados, fuese realmente más importante que los demás. Desde luego, eso sí, en esos momentos tan remotos de la historia griega no hubo ninguna creación similar a ellos en la Hélade, ni en las islas Cícladas.

 

En el palacio cretense residía el Señor y su séquito, ejerciendo funciones administrativas y religiosas. Se piensa que era en su patio central donde se realizaban los juegos rituales de tauromaquia, en los que jóvenes acróbatas llevaban a cabo peligrosos saltos burlando las afiladas defensas del animal. Se nos escapa la simbología de este arriesgado ejercicio, sin duda dotado de una especial trascendencia de tipo religioso.

Palacio de Cnosos

Cuando Sir Arthur Evans inició los trabajos en Cnosos en 1900 se encontró con los vestigios del segundo palacio que los cretenses habían levantado en ese lugar, allá por el siglo 17 a. C. Debajo de él se encontraban enterrados los restos más antiguos del primer palacio, edificado en torno al año 2000. A medida que el investigador inglés iba profundizando en las excavaciones tomó conciencia de que las vigas y columnas de madera que sostenían los pisos superiores del palacio se destruían muy rápidamente al contacto con el aire, por lo que se hacía preciso dotar con urgencia de una adecuada sujeción a las zonas excavadas. Con esa finalidad Evans no dudó en hacer colocar vigas de hierro cubiertas con cemento, que si bien resultaban especialmente agresivas en el contexto en que se insertaban, sobre todo si las comparamos con los modernos medios de restauración, lo cierto es que impidieron que los vestigios de Cnosos se desplomaran causando su ruina. Todavía, además, se puede argumentar, en favor de Evans, que en otro caso esos vestigios no habrían podido resistir los efectos del durísimo temblor de tierra que en 1926 sacudió Creta.

 

Los muros del primer palacio de Cnosos se levantaban sobre un zócalo de mampuesto, con alzados de madera, siendo ese mismo material el utilizado por los minoicos para realizar los fustes de las columnas, debido, probablemente, a que eran conscientes de que la madera tenía mas elasticidad a la hora de soportar los terremotos, tan frecuentes en la isla. Motivos que no se han llegado a identificar, pero probablemente relacionados con un fortísimo seismo, hacen que en torno al año 1700 ese primer palacio de Cnosos quede totalmente destruido, lo que acontece, igualmente, con todos los demás palacios ubicados en la isla.

 

En ese momento, sin embargo, Creta tiene recursos de sobra para, inmediatamente, proceden a levantar una segunda oleada de palacios, lo que se lleva a cabo de forma rápida y eficaz, aprovechando ahora los arquitectos minoicos las enseñanzas aprendidas en el pasado para hacer que los nuevos palacios resulten más atractivos para sus moradores. Es indudable que en el momento de la destrucción de los primeros palacios Creta se encontraba en un momento de especial esplendor, recuperándose inmediatamente del desastre sufrido. Los "Segundos Palacios" que se mantendrán hasta el año 1450, aproximadamente, respetan el esquema arquitectónico anterior pero están dotados de una mayor complejidad y se distinguen por el empleo de una mejor técnica, los muros se levantan con aparejo de sillares, y por una bella decoración de pinturas al fresco que ornamenta las paredes de las habitaciones. Sorprenden, teniendo en cuenta la antigüedad de las fechas en que nos movemos, los vestigios de la red de saneamiento que la arqueología ha descubierto: tuberías de terracota destinadas a dotar de agua a las habitaciones y que recogían las aguas sobrantes del circuito sanitario.

 Destaca en Cnosos la Gran Sala del Trono, situada en un sector privilegiado, dotado de excelente iluminación y que simboliza la concentración de poder que dio razón de ser a tan espléndida construcción. Antes de llegar a ella, en su antecámara, un gran cuenco de pórfido nos hace rememorar las purificaciones rituales que en sus aguas debieron realizar los cortesanos. Ya en la sala, sobresale el trono de alabastro en el que Evans soñó que hubo de sentarse el propio Minos, flanqueado por una pintura mural en la que dos grifos protegen al rey, así como por bancos adosados a las paredes, destinados a dar acomodo a los más altos dignatarios de la corte o consejo real.

 

APUNTES DE CLASE:

 

Cnosos es una ciudad palacio construida sobre una colina artificial , conformada por sucesivas construcciones anteriores, a 5 km de la capital de Creta. Es un modelo de construcción que no se basa en la geometría ni en la simetría. La planta es laberíntica , del tipo centrífuga con aproximadamente 1500 habitaciones que se disponen en más de una planta alrededor de un patio central. No posee fachada dada que existe una pero es interna. La construcción es adintelada. Se destaca la zona de la gran escalera sostenida por columnas , de madera de cipres  con base más angosta que el tope  y revestidas con estuco pintado de brillantes colores.

Como otras características de la construccion destacamos los pozos de aire y luz ,  cisterna y sistema hidráulico con cañerías de cerámica.

El palacio se dividia en diferentes areas según las actividades o funciones , asi por ejemplo un area de almacenamiento, con grandes vasijas de cerámica que contenian granos y frutos otra de manufactura. Otra de aposentos y sala del trono y ceremonias

Estas ultimas ricamente decoradas en sus paredes con pinturas al fresco , naturalistas como animales marinos , delfines en el Megaron de la reina. O con animales mitológicos de influencia egipcia como los grifos de la sala del trono(animal felino con cabeza de ave de rapiña)  otra característica destacamos las formas espiraladas , la guardas con lirios y rosetas. La pintura se recorta sobre el fondo, es bidimensional  y esta realizada sobre yeso, se destacan en entre otras  “El príncipe de los lirios”, figura masculina de un joven , dolicocéfalo (cráneo alargado como los faraones egipcios) de perfil con una corona de lirios estilizados, de mediana estatura tiene una mano en el pecho y un cetro en la otra. “La parisina “ figura femenina, de líneas estilizadas cuyo ojo lo observamos de frente de colores vivos

En la decoración tambien se destacan objetos y pinturas que interpretamos como rituales , estas son la doble hacha , que representa la dualidad de dos deidades una femenina de diosa madre y otra del toro. Y el toro que es muy importante ya que nos llega gran cantidad de vasos “ Rhyton” con forma de cabeza de toro , donde se bebia sangre de toro  y pinturas sobre ritos de taromaquia

 

Delfines del megaron de la reina

 

DIOSA DE LAS SERPIENTES.jpg (25656 bytes)

 

Sacerdotisa de las serpientes, símbolo falico de la fecundidad, de mayólica pintada . Vestido entallado ceñido con pechos descubiertos cabeza con tocado de felino.

 

 

 

 

 

 

 

En Cnosos, se han encontrado varias tablillas que hacen referencia a la Señora del Laberinto, que tendría adscritos para su beneficio diversos rebaños de ganado y las ganancias que los mismos producían, en tanto que de las Señoras micénicas, de las que se conservan más documentos, se ha podido conocer que llegaron a ser, incluso, dueñas de la vida económica de aldeas enteras, poseyendo, además de ganado, industrias de fundición de metal, talleres de perfumes, etc. En Creta se nos han conservado, como ejemplares más destacados de su plástica, algunas representaciones femeninas conocidas como "las Diosas de las Serpientes", que probablemente vienen a representar a esa gran Señora en alguna de sus advocaciones concretas.

 

.